fbpx

Nace Beauty Point Chile

“Yo le quiero demostrar a la gente que sí se puede vivir de lo que uno ama”, dice Karen Mérida, fundadora y directora de Beauty Point Chile. Tras trabajar por 10 años como directora de la escuela Pivot Point, especializada en la formación de peluquería, decidió renunciar para armar su propio centro educativo.

Con un título de diseño de arquitectura de interiores, y con alma de comerciante y emprendedora, Karen Mérida salió de su tierra natal (Bolivia), para convertirse en la directora de Pivot Point Chile, una escuela internacional de peluquería. Su fundador, el norteamericano Leo Passage, creó la primera sede en Chicago en 1962 y desde ese momento, se han establecido 90 escuelas a nivel mundial, entre ellas la chilena, que quedó a manos de Karen el 2005.

Además de su cargo directivo en Pivot Point Chile, Karen realizó diversos cursos de maquillaje, de comercio digital y de negocios, encontrando su talento en este último, y que la lleva, hasta el día de hoy, a querer vivir de sus propios sueños. Fue el 2015, con ganas de plantearse un nuevo objetivo, cuando Karen tuvo la idea de ampliar Pivot Point Chile con un curso de maquillaje social.  Tras ser aprobado desde la gerencia, ella sería la encargada de la administración del curso, pero aún le faltaba el profesor que impartiera las clases. Búsqueda tras búsqueda, esta finalizó cuando la emprendedora conoció al educador Luis Aliste, quien ya llevaba un vasto recorrido como artista drag y formador de MAC Cosmetics por 9 años.

Sin esperarlo, Luis y Karen forjaron una amistad y se acoplaron como un equipo, lanzando el curso con el nombre Maquillador Pro, enfocado en formar profesionales del maquillaje social en corto tiempo.  “Eso queríamos ofrecer: maquillaje social en tres meses, con el que los alumnos salieran listos para enfrentar a clientas, novias, madrinas, eventos. En otras palabras, maquillaje real”, dice Luis Aliste.

 

Cambio de ambiciones

Después de llevar un año con el curso de maquillaje, Karen veía el trabajo independiente como una opción para su vida, y el deseo del negocio propio se transformó en su siguiente meta. A punto de cumplir once años en Pivot Point, decidió renunciar para armar, junto a Luis Aliste como cofundador, una escuela de belleza: Beauty Point Chile, la cual el 2016, a pasos del metro Cristóbal Colón, ya estaba montada.

En un principio, la escuela ofreció el curso de Maquillador Pro que ya venía de Pivot Point, ampliando después su oferta con una especialización para maquilladores profesionales: Maquillador Pro Avanzado, a cargo del educador Luis Aliste.  La tercera apuesta fue la carrera Peinador Pro, pionera en Chile en el ofrecimiento de un plan de estudios de peinado profesional. Finalmente, nació la carrera Asesor de Estilo, idea de la educadora de Beauty Point Clara Garriga, quien la propuso como el complemento que faltaba para tener una escuela de belleza integral.

Actualmente, Karen y Luis miran hacia atrás y se dan cuenta que Beauty Point ya va por su cuarto año formando profesionales del rubro de la belleza. “Los contenidos que ofrecemos son los mismos que se pasan en cualquier escuela de belleza, pero la forma en que entregamos esos contenidos es lo valioso y lo que nos distingue, con profesores que hacen que las salas de clases sean seguras y amigables”, dice Luis.  Por su parte, Karen concluye: “Estoy contenta con lo que estamos ofreciendo en el mercado. Con esta escuela le quiero demostrar a la gente que sí se puede vivir de lo que uno ama”.